Mosca Loca
MOSCAOjos que no ven...LOCA

Por amor perdonaría una infidelidad

No recuerdo quién dijo semejante frase, aunque lo piensa más de uno (y una) y más de dos, pero no la comparto en absoluto.
Hay quien dice que si de verdad quieres a una persona le darías otra oportunidad, se lo dejarías pasar y demás, y no puedo estar más en desacuerdo.
Yo pienso justo lo contrario. Si esa persona no te importa te da igual que te ponga los cuernos, no te duele, total, sólo es algo pasajero, algo para pasar el rato y mientras te de lo que quieres lo demás no importa.
Cosa diferente es que la quieras. Ahí ya exiges más y una infidelidad sería una traición a la confianza que has puesto en ella. Eso sí que duele, y ese daño no se puede perdonar. Si a una persona a la que le das lo mejor de ti juega contigo y con tus sentimientos, no se hace merecedora de que la quieras ni de que la respetes ni na’ de na’. Y máxime que soy una persona que piensa que si algo ha pasado una vez, puede volver a pasar. Sufrir el mismo daño dos veces con la misma persona, por la misma persona, no lo podría soportar. No sé quien dijo que la primera vez que me engañes será culpa tuya, la segunda será culpa mía.
Otra cosa es que desde el principio se establezca la relación desde la libertad sexual y la poligamia, ahí ya es distinto. Respeto y admiro a esta gente por su pensamiento avanzado y sin prejuicios, pero yo sería incapaz, soy un avaricioso y un egoísta y lo quiero to’ pa’ mí.
Y tampoco es una cuestión de celos. Yo diferencio dos tipos de celos, el de los energúmenos (o energúmenas) que creen que su pareja es de su propiedad única y exclusivamente, y se convierten en una especie de guardaespaldas acosadores que impiden a su cónyuge hablar con nadie del sexo opuesto, que ni siquiera la miren, y los celosos que sólo lo son cuando su amada pareja pueda sentirse atraída por otra persona, dejándole a él de lado, con miedo a perderla.
Y desde luego, si llevas cuernos, no se puede pagar con la tercera persona porque la única culpable es la segunda.
También hay que tener en cuenta que la principal causa de las infidelidades es la insatisfacción sexual. Que quieres a esa persona, que lo compartes todo con ella, que estas muy a gusto y deseas que dure para siempre -de no ser así la dejarías sin más-, pero en la cama la cosa no funciona y hay que buscarlo fuera. No se lo dices para no hacer daño, pero tú necesitas desahogarte y por eso haces lo que haces. Pues tampoco es excusa, ya que es suficiente con hablarlo de manera adulta, de compartir esos problemas y poner solución.
Aunque si después de hablarlo sigue sin haber solución, como argumentan los libertinos, recuerda que es solo sexo, no hay sentimientos, eso lo guarda sólo para ti.



Pagina Principal