Mosca Loca
MOSCAA mí que me lo expliquenLOCA

Con zapatillas no puedes pasar

No lo entiendo. Resulta que intentas entrar en una discoteca y no te dejan entrar con zapatillas de deporte. No sé exactamente cual es la función de esta medida, qué se pretende impidiendo el paso a quien lleva este tipo de calzado.
La primera vez que yo no pude entrar por culpa de esto, fue en una discoteca que se llamaba, o llamaban, El Polideportivo, claramente, porque era el polideportivo del pueblo, que por la noche se convertía en disco. Es contradictorio, ¿verdad? Cada vez que entras en un polideportivo puedes ver infinidad de carteles que prohíben pisar la pista con calzado de suela negra, esto es, zapatos, porque se estropea. Pero luego llega la noche y dicen que al revés, que de zapatillas nada. Debe ser que el efecto lunar evita que la suela negra estropee el suelo de la pista por la noche.
He intentado informarme sobre los motivos y las respuestas recibidas no han sido todo lo aclaratorias que me hubiese gustado que fueran:
A: una de las excusas que me han dado ha sido que es para evitar peleas. Analicemos. Resulta que una persona con zapatillas es una persona que va buscando bronca. O sea, que yo me pongo mis zapatillas porque voy buscando follón, no me dejan entrar y, como vivo cerca, voy y me cambio. Entonces, de repente, oh prodigio, nada más ponerme los zapatos de los domingos, por arte de birlibirloque, se me quitan las ganas de tangana y me vuelvo una persona responsable y respetuosa. Lo mismo es que piensan que con zapatillas puedes ir más cómodo para dar patadas o para salir corriendo en caso de provocar a alguien (con esto último no habría pelea, que es lo que se pretende). Sin embargo yo creo que una patada en la cabeza con un zapato duele más que con zapatillas. No sé, nunca lo he probado.
Be: otro intento de convencerme ha sido la cuestión del dinero que lleves encima dispuesto a gastártelo en el sitio. Vamos, que dependiendo de si llevas zapatos y zapatillas tienes más o menos dinero. Da igual que lleves camisa de Pulanbier de 100 euros, o pantalones de 90 euros que ni se arrugan ni se mojan, o calzoncillos Unno, da igual, por el mero hecho de llevar deportivas ya no tienes un duro. Esta gente debería recorrer las tiendas y así sabría que el calzado deportivo puede costarte unas quince mil pesetas el par, y que puedes encontrar en el rastro zapatos a cuatro duros la media docena. De todas formas ¿es que los pobres no tienen derecho a divertirse?
Ce: marketing, mirar por el negocio. Que resulta que al dueño no le importa que vayas en zapatillas, en chanclas o descalzo, pero que a la gente que frecuenta el bar sí y al tío le interesa personal que se deje los cuartos, y si ese personal ve entrar a otro personal vestido de zache, pues dejan de ir y el negocio se va a la merde. Aquí podemos decir que la cosa tiene algo de sentido, pero sería si no dejaran pasar a gente que vista desaliñada. Porque por muy bien que vistas, aunque vayas perfecto e impecable, si llevas zapatillas ya la has cagado, aunque sean caras. El caso es que, ¿quién de la clientela va mirando las zapatillas de la gente que entra? Hay que ser un amargado para salir de fiesta y dedicarte a comprobar si la gente que te rodea viste como dios manda. Además, con la peña que se concentra en estos sitios, ¿quién puede verle los zapatos a alguien? Podrías ir incluso sin pantalones que nadie se daría cuenta. De cintura para abajo no se ve absolutamente nada. Y en cuanto a mirar por el negocio, estos lugares viven de vender bebida, para que la gente consuma tendrá que tener sed, para que la gente tenga sed tendrá que cansarse, que sudar, y para sudar tendrá que bailar. Para bailar hay ir cómodo porque si te duelen los pies paras y con un par de copas tienes más que suficiente para pasar la noche. ¿Cómo se va más cómodo, con zapatillas o con zapatos?
Yo nunca protesto si no me dejan pasar, porque de todas formas no me gusta la música que ponen y a los lugares que frecuento les da igual incluso si vas en chándal. Además, los bares que me gustan cobran más barato, encima. ¿Para qué voy a discutir con el portero para que me deje entrar si lo más probable es que una vez dentro vuelva a salir?
Y si no me dejan entrar, ellos se lo pierden, yo, que soy capaz de tragarme mil duros de cerveza en una sola noche. Eso es lo que llamo yo mirar por el negocio.



Pagina Principal