Mosca Loca
MOSCATambién conocidos como enteraos'LOCA

Los listos

Son esa gente que lo sabe todo, o cree saberlo todo, y en realidad no tienen ni pajolera idea, o como mucho una pero muy lejana muy lejana.
Se meten en las conversaciones para que la gente se percate de un inmenso conocimiento sobre cualquier tema, lo que pasa es que, además de listo, sabe muy bien escoger con quien presumir.
Por que se meta en las conversaciones no pasa nada, estaba presente y, aunque no estaban dirigiéndose a él, puede participar. El problema viene después.
Está un amigo hablándome de coches, que si para las carreras es mejor tal o cual neumático, tal o cual suspensión, tal o cual motor, etcétera, dependiendo del circuito y demás. Ahí que salta el listo y dice que no, que de eso nada, monada, que donde esté una coche con alerón o no sé que historia lo demás es irrelevante. Ahí saltas tú y le dices que vale, que la aerodinámica es importante, pero que por mucho que afiles un seat seiscientos nunca va a pasar de los cien y se saldrá o volcará en las curvas.
Ahí le has tocado la moral. Resulta que tú no sabes de lo que estás hablando y si el otro te da la razón, pues él tampoco sabe de lo que está hablando. Porque él ha estado dos veces, dos, en el circuito de Jerez (como espectador, se entiende) y sabe muy bien lo que dice. Resulta que el otro, mi amigo, no ha estado dos sino infinidad de veces, y no como espectador sino corriendo, porque es piloto profesional, y se estaba riendo de él en su cara. No se lo dice, claro, porque lo mismo el listo se da por aludido y se va, y si se va se acaba la diversión. A ver cuantos disparates más es capaz de decir.
Igual con las motos. Se pone a discutir con un mecánico, sin saber que éste lo era, claro, sobre motos con el argumento indiscutible de que su padre fue motero en sus tiempos mozos y por eso entiende del tema. El mecánico también se ríe en sus narices. Entonces, en cualquier caso, el que sabe algo, si es que sabe, es tu padre, y tú sólo has oído algún comentario.
Y lo mismo se pone a hablar de ordenadores con un técnico informático porque de pequeño tenía un espéctrum o con un banquero sobre créditos porque su padre pidió una vez uno para comprar la casa y siempre se anda quejando de que paga más intereses que crédito.
O sino las ideas que se le meten entre ceja y ceja. No hay cojones a quitárselas de la cabeza. Si le da por montar un negocio ya puede llegar un empresario de prestigio o un reconocido economista con un plan de empresa donde diga que ni con un golpe extraordinario de suerte tu negocio va a salir adelante que el tío seguirá empeñado, que conoce a los dueños de la única empresa que se dedicaba a eso en la zona antes de cerrar, que cerraron porque estaban hartos. ¿Hartos de ganar dinero? Eso es lo que le dijeron los ex empresarios porque al tío lo conocen de vista nada más y no les apetecía reconocer ante él que la cagaron con tan brillante idea y les costó los cuartos después de todo.
Y es que esta gente los conocimientos los coge de oídas, de lo que se le escapa a la gente por ahí y que él almacena y los da por verdades universales y ya puede venir Cristo con su salvación bajo el brazo que el chico dirá que nanay, que él en sus trece y que de ahí no lo mueve nadie.
Amén.



Pagina Principal