Mosca Loca
MOSCA¡¡VIVA EL PELO LARGO!!LOCA

Mi melena al viento

Ya no aguanto más. Esto parece cachondeo. Que no me lo corto, joder, que no me da la gana.
Y es que yo no sé esa obsesión de la gente por que me lo corte. Qué coño les importará a ellos cómo lleve yo el pelo. Al que no le guste que no se lo deje largo pero que a mí me dejen en paz. Yo no voy por ahí diciéndole a nadie que haga tal o cual cosa con su vida. Estaríamos buenos.
Es que así estarías más guapo. Pues perdona que te diga pero eso será opinión tuya. Resulta que hay gente que me dice que me lo corte y gente que me dice que no y fíjate tú la coincidencia que la gente que me dice que no me lo corte es la que quiero y la otra la que no puedo ver. No es que me caigan bien o mal dependiendo de lo que opinen de mi pelo, ojo, a esa gente ya la tenía yo en estima o la saludaba sólo por compromiso antes que se pronunciaran al respecto. Hay gente de la que me fío y confío y con la que estoy a gusto que un día me dicen que no me lo corte y gente de la que quiero huir nada más verla con la que no tengo nada de que hablar que no me deja tranquilo. No quieren más que trasquilarme. No me dicen otra cosa. ¿Cuándo te vas a cortar el pelo? en vez de hola. Tira a la mierda.
Una prima mía me dijo que si no me cortaba el pelo para su boda no iba. Ui, que disgusto.
Que está de moda, que está de moda. Y a mí qué. Me la trae al pairo la moda. Ni sé ni me importa cómo andan las pasarelas. Yo llevo coleta atada con sólo una vuelta aunque se lleve el rapado o el pelo pincho o lo que sea. Aunque estén de moda las transparencias, las marcas o las camisas arrugadas seguiré llevando mis camisetas negras. Y si ahora la moda es llevar la barba de tres días que sepáis que yo ya la llevaba mucho antes que esos pijolandios de diseño subieran a darse paseíllos por la Cibeles o la Gaudí.
Que ésa es otra. Resulta que tú llevabas haciendo algo durante años y de repente se pone de moda y todo el mundo lo hace. Ahora qué. Te obligan a dejar de hacerlo para que no te confundan con unos de esos repelentes hijosdeputa sin personalidad.
Una vez me dijo una persona que para él un tío con pelo largo no tiene personalidad, es gentuza o no sé que barbaridad más. No me importa lo que piense nadie sobre mí, y menos esa persona, pero es que eso es un reflejo de la sociedad. Una sociedad hipócrita y superficial que cree que por cortarse el pelo va a cambiar la forma de ser de susodicha persona así, zas, por arte de magia. Como Sansón. Que anda que sí, sería muy fuerte y todo lo que tú quieras pero era más tonto que Abundio, que después que Dalila le sacara dos mentiras sobre el secreto de su fuerza y le hiciera la putada de intentar joderlo, todavía va después y se lo cuenta.
Pero me desvío. Cuando yo me corte el pelo -cuando no tenga más remedio porque el mundo laboral así me lo exija, si no logro resistir como hasta hoy, claro- seguiré siendo el mismo, la misma personalidad cabezota de siempre. No voy a perder la fuerza. Esto es como en las discotecas, que no te dejan pasar con zapatillas deportivas porque los porteros creen que vienes de marrón, buscando bronca. Entonces te pones unos zapatos y ya no quieres bronca. Si yo busco pelea me pongo unos zapatos, entro y le doy a todo Cristo en la cabeza. Hay que ser gilipollas para seguir creyendo, como cuando niño, en el cuento del gato con botas.



Pagina Principal