Mosca Loca
MOSCAMe gustan más que las grandes superficiesLOCA

Pequeños comercios

Puede que sean más caros que las grandes superficies, éstas compran mucha más cantidad y le dejan los productos más baratos por lo que pueden vender a menos precio, pero aún así los prefiero. Supongo que será por el trato personal, que conoces a la gente que trabaja allí, que siempre es la misma y puedes hablar con ellos, te atienden mejor, personalizado y eso.
En las grandes superficies el personal va rotando y dura muy poco. Cambia cada dos por tres y nunca llegas a conocerles. Y no digamos la simpatía con la que te tratan. Parecen máquinas. Qué desea, aquí tiene y gracias. No más. El siguiente. ¿Quiere una bolsa?
Y todo esto con voces enlatadas, como la de los contestadores automáticos: Personal de pescadería acuda a caja dos, personal de pescadería acuda a caja dos. Ti tu tú.
En los pequeños comercios esto no pasa. No suelen tener los micrófonos esos porque no hacen falta. La tienda suele ser tan pequeña que con un simple grito...: ¡¡¡¡¡¡MANOOOOOOLIIIIIII!!!!!! ¿¿¿¡¡¡CUANTO CUESTA LA LECHUGAAAAAAAA!!!???
En los pequeños comercios, la clientela suele ser habitual. En las grandes superficies va todo el mundo. Tienen que hacer una compra grande, cogen el coche y tiran p'allá. Toda la familia. Con los críos y eso. Todos correteando por ahí y peleándose por llevar el carrillo (cuando va vacío, claro, lleno no hay quien lo maneje). Y si se pierde no hay cojones a encontrarlo. Alguien tiene que llevarlo a información y que se encarguen ellos. Ti tu tú. Se ha perdido un niño llamado Manuel, por favor, sus padres, tutores o persona responsable acuda a información. Ti tu tú.
En los pequeños comercios eso no pasa. Sólo suele haber un par de pasillos y con torcer una esquina encuentras al zagal mirando el chocolate (de comer, que aún es joven). Y en caso de no encontrarlo, como allí se conoce todo el mundo, pues sin problemas.
- Tú eres el hijo de Victoria, ¿no? Que niño más mono. ¿Sabes quien soy? La mamá de Federico.
- ¿La que se cepilló a medio instituto cuando joven? Mi madre siempre se lo dice a mi padre.
Y es que los niños son un encanto.
Pero me desvío del tema. Que estás haciendo la comida, una paella, y te das cuenta que no tienes arroz suficiente para todos. Creías que tenías pero no, error de cálculo, pues a la tienda de la esquina. En un momento, que está cerca, ya tienes el arroz que te faltaba. Y de paso te traes también algo para el postre.
Y es que yo creo que todo el mundo hace lo mismo: a primeros de mes, cuando cobras, coges un buen puñado de dinero y a llenar la despensa con lo que compras en las grandes superficies. Es más barato y merece la pena. Y de ahí en adelante a la tienda de al lado de casa que, para lo que vas a comprar y para dos duros que te vas a ahorrar no merece la pena ir hasta allí. Y así tienes contentos a los dueños de la tienda, amigos tuyos, que creen que sigues comprándoles a ellos en vez de ir al nuevo supermercado que han puesto para hacerle la puñeta.
Hasta en las cosas más sencillas, la raza humana será falsa hasta el fin de sus días.



Pagina Principal