Mosca Loca
MOSCALos admiro de verasLOCA

Duros de película

Yo quiero ser como ellos. Altos, guapos, delgados, con su cigarro en la boca, que encienden con un zippo justo cuando están a punto de pegarle una paliza a alguien. Con ellos solo se meten los capullos que no saben pelear. Les amenazan y vacilan y se ríen en sus caras para luego recibir una soberana paliza. Aunque sean cinco o seis no podrán con él, ya se encargan ellos de entrarle de uno en uno mientras el resto mira como va noqueando a sus compañeros.
Porque a él nunca le dan. Esquiva todos los golpes mientras que los que él da van siempre al sitio justo, con uno basta, y les destroza la mandíbula o les salta un ojo. Y él ni un rasguño. A veces sí le dan, pero ni se entera. Un golpe que parece descargado con todas las fuerzas, que le da en la cara y ni tiembla ni vuelve la cabeza ni nada de nada. Como si no le hubiese dado.
Lo que más me gusta es cuando le lanzan un puñetazo y el gachó levanta la mano y lo para. Ole ahí.
Excepto cuando se topa con el malo. El malo siempre suele ser más fuerte que sus sicarios. Suele ser invencible excepto por el prota. Pero éste si puede pegarle y hacerle pupa. Con el malo no puede esquivar los golpes (no, al menos, en la pelea definitiva, la del fin de la peli) y le pega y le hace sangre y eso. Pero nunca lo deforma. A los otros les rompe los huesos o le arranca una extremidad o yo qué sé. Pero entre estos dos parece que hay un pacto de no agresión. Yo te pego y tu me pegas pero lleva cuidado no me dejes feo, si no ya no podré ser tan duro.
Y es que me encantan las heridas permitidas a los tipos duros. Siempre suele ser una cicatriz que cruza la cara por encima del ojo, o un parche, o alguna cosa de esas que siguen manteniendo su atractivo, su marca de tipo duro que sigue teniendo su morbo.
Lo mismo el protagonista hace de malo, pero aún así tiene buenos sentimientos y sus principios morales y toda la parafernalia que hace que hasta le tengas simpatía. Si va tener buen corazón y todo al final. El cabrón.
¿Y la chica? No hay chicas duras en las pelis, y si las hay no son tan duras como el tío, porque siempre a de haber un tío, que suelen ser pareja o, al menos, liarse a lo largo de la película. También son guapas de cojones. Nadie puede ser duro (o dura) si eres feo (o fea). La característica principal es tener un cuerpazo de aúpa y una cara perfecta, sin granos ni nada (aunque a veces suele haber una pequeña cicatriz en el labio), y ser una loba follando, al igual que él. Dos auténticas máquinas.
Por eso yo quiero ser como ellos. Por eso y porque hagan lo que hagan nunca les persigue la poli. Suelen saltarse la ley cada medio minuto pero nunca hay un oficial cerca para hacérselo saber. Y en caso de haberlo siempre ocurre algo inesperado que los saca de ahí sin complicaciones.
A veces hasta le pegan una paliza al susodicho agente y después ya nadie vuelve a saber nada del asunto. Carpetazo y a otra cosa.
De ahí que siempre voy con barba de tres o cuatro días, para parecerme a ellos en algo, aunque solo sea en eso. Y es que me da rabia que ellos son los únicos a los que al final siempre les salen las cosas bien.



Pagina Principal