Mosca Loca
MOSCASiempre será mejor la novela que la películaLOCA

Adaptaciones cinematográficas

Algunas son muy buenas. Están bien y eso, pero nunca superarán al libro. Digo algunas porque la mayoría dan ganas de coger los negativos y utilizarlos para limpiarse el culo.
No suelo yo meterme en las conversaciones de los demás, sobre todo si no los conozco. Pero sí me entero de lo que están hablando, y escucho. No voy buscando conversaciones ajenas para enterarme, no, pero hay situaciones en las que la gente está tan cerca una de otra y, como hablan a berridos, no puedes evitar enterarte.
Pues en una de esas, el otro día escuché a unos hablando sobre los libros de las películas (no las películas de los libros, que tiene su matiz) y de que no había terminado de leer El Señor de los Anillos porque si ve la película y ya sabe el final, pues para eso no la ve. Que El Diario de Bridget Jones no le había hecho gracia porque ya había leído el libro y sabía los chistes.
Dios mío de mi alma y de mi corazón bendito.
Seguro que a esa persona le ha gustado tanto alguna película que la ha visto más de una vez sin importarle conocer el final y/o los chistes. Que si te lees el libro por primera vez no conoces el final y te sorprendes igual, o incluso más. Por no decir que las adaptaciones no son tal, sino que están basadas en la novela original, por lo que no son reproducciones exactas y suelen cambiar cosas. Sobre todo los finales.
Que eso sí que me jode. ¿Quién puede creerse mejor que el autor de una obra maestra para cambiarle el final y quedarse tan a gusto, el criminal? Una cosas es que reduzcan. Un libro de setecientas páginas no cabe en dos horas. Pero otra muy distinta es pegarle los sablazos que les pegan. Generalmente suelen cagarla, por no decir que quien ha leído el libro y va a ver la película espera ver lo que ha leído, y no las barbaridades que hacen.
Que me gustó El Conde de Montecristo, pues voy a ver la película a ver que tal. A parte de la aceleración y los saltos (que no son pocos), a partir de la hora de película estás viendo algo completamente diferente, y tienen la desfachatez de ponerle el mismo título y utilizar a los mismos personajes. Terroristas.
Una imagen vale mas que mil palabras y mil imágenes no pueden definir determinadas palabras, dos razones más que suficientes para admitir que la novela es mejor que la película: lees cualquier libro, por ejemplo El Capitán Alatriste, y te imaginas a los personajes, éste será así, Íñigo Balboa será asá, y las situaciones y escenarios. Sin embargo, cuando ya has visto la película, por ejemplo El Resplandor, cuando lees el libro no puedes evitar ver el careto de Jack Nickolson. Y eso por no hablar de las expresiones del lenguaje que en la película no salen. O los pensamientos, sentimientos o alguna intención fugaz que en la versión cinematográfica no se puede expresar. ¿Cómo transmites con una imagen, por ejemplo, explicaciones contextuales aclaratorias que el narrador introduce entre un diálogo para que entiendas por donde va la conversación, o algún matiz en lo que están diciendo que el receptor no capta, pero que tú, lector, sí deberías estar enterado? En la película no sale.
El autor de una obra maestra que quiera ser llevada al cine incluye infinidad de ejemplos de este tipo y la diferencia se nota.
Si tienes la oportunidad de leerte el libro, y sin duda la tienes, olvídate de la película que no te pierdes nada.



Pagina Principal