Mosca Loca
MOSCAGotica a goticaLOCA

Se me caen los mocos

Odio resfriarme. Tal vez sea porque paso así casi todo el tiempo. Nunca voy sin un paquete de pañuelos en los bolsillos. Aunque esté bien. Tengo experiencia en esto y sé que la moquita cae cuando no tienes con que limpiarte.
Vas por la calle y tienes que sonarte los mocos. ¿Vas a hacer ruido? Pues no. Te limpias discretamente, sin que se note. Pero no sirve de nada porque hacer eso y no limpiarse es la misma cosa.
Así que para quedarse a gusto hay que sonarse, a gusto, y con fuerza, hasta que no te quede aire en los pulmones y tengas que parar para recargar. La gente te mira. ¿Quién está sorbiendo caracoles?, se preguntan quienes no te ven.
Y es que resulta que esto tampoco sirve de nada.
Resulta que por mucho que suenes sigue saliendo, se reproducen al mismo tiempo que los expulsas y siempre tienes la nariz como al principio.
Bueno, como al principio no. Ahora está roja. Tanto que si te ve Miliki te contrata y te hace fijo. Lo pero es cuando empieza a despellejarse, que vas con la nariz llena de pellejos blancos, o te salen heridas.
Ya solo queda sorber. Intentas que los mocos no se caigan, se mantengan dentro de la nariz ejerciendo una fuerza mayor a la de la gravedad y en sentido contrario. Lo que pasa es que esto has de hacerlo constantemente y es molesto para ti, por el agotamiento que supone, y, sobre todo, para todo el que te rodea por ser un sonido desagradable. Eso, y el asco que supone saber que estás tragándote tus propios mocos.
Lo malo es que sean mocos acuosos. Ya puedes sorber todo lo que quieras que si esa mucosidad líquida dice de caer, cae. Y no te queda otra opción que sacarse el pañuelo y recoger la gota a tiempo, aunque hay quien utiliza la mano o la camiseta.
Se nota que estas mocoso por que vas con la boca abierta, para respirar, ya que en la nariz no queda ni un solo hueco por donde pueda pasar el aire.
Existen otras alternativas para deshacerse de ellos, pero no las aconsejo:
1) Si el moco es duro, consiste en meterse un dedo (o dos en caso que quepan y así hacer palanca) y sacárselo. Entonces lo amasas con dos dedos hasta que quede esférico y lo lanzas rememorando tu tiempo en el colegio, cuando jugabas a las canicas.
2) La otra trata de imitar lo que hacen los niños, esto es, ignorar que te hace cosquillas el moco líquido al caer, dejarlo llegar hasta la boca y beberlo. Si el moco es duro se puede comer. Lo mismo hasta cruje.
Luego están los estornudos. A mí me encanta estornudar, excepto cuando estoy haciendo algo ya que no puedo concentrarme. Pero si estoy aburrido, un estornudo ameniza la tarde. Es como un orgasmo, solo que por la boca. A veces también por la nariz, que estornudas y notas (y ves) como sale disparada la leche condensada y luego tienes que andar buscando donde ha caído para limpiarlo, que, además, como es transparente, no se ve y tienes que buscar un reflejo de luz para encontrarlo.
Lo mejor, o al menos lo mas aceptado, es limpiarse con pañuelo. Puedes utilizarlos de papel o de tela. Si lo usas de tela llegará el momento en que no quede ningún hueco, llegará el momento en que estará tan mojado que no te podrás limpiar. Y cuando se seca se hacen costras y te arañas al sonarte.
Lo ideal sería utilizar pañuelos de papel. Usar y tirar. Llevas un paquete de diez en el bolsillo y se van acabando. De repente te ves con uno solo y sin posibilidad de comprar más (muchos de nosotros vemos a los que venden tres paquetes veinte duros en los semáforos, pero cuando los necesitas no están), y lo vas apurando y apurando, se va rompiendo y mojando, se van soltando hilillos y desarmando y entre los mocos ya puestos y los huecos no hay forma humana de limpiarse porque te untas los dedos. O buscas un aseo y utilizas el papel higiénico o recurres a alguna de las soluciones no recomendadas.
Si no hay más remedio...



Pagina Principal