Mosca Loca
MOSCAExisten. Vaya si existen. Y no te dejan gotaLOCA

Vampiros

Existen. No se les ve el pelo durante el día, Dios sabrá donde se meten. Solo atacan de noche. El ajo los repele. Te muerden y te chupan la sangre que da gusto, dejándote la marca.
En realidad no te muerden. Te pican. Y no se les llama vampiros. Se les conoce como mosquitos. Pero son lo mismo.
Vienen como los alemanes: en verano.
Y es que no los puedes matar. Imposible pillarlos.
Estas tan tranquilo en la cama, luchando contra el calor para poder quedarte dormido cuando de repente oyes un zumbido, zzzzzssssss, junto a tu oído. De repente se para, zs, y tu dices, ya está, ya quiere coger lo mejor de mí. Entonces te revuelves. Pegas un brinco en la cama y lo oyes alejarse, zzzssss, para volver en un momento mejor.
Pero tu ya estás despierto. Te ha desvelado el maldito mosquito. Y sabes que está ahí, acechando. Y empiezas a notar cosas. Punzadas en piernas y brazos. Sabes que no te está picando, que son ilusiones provocadas por la obsesión. Pero no te arriesgas. Por si acaso. Y te mueves y te pasas la mano. Y de vez en cuando lo oyes pasar zumbando junto a tu oído. Pero pasa de largo, mas que nada por joder. Y tú levantas los brazos a ver si hubiese suerte y lo pillaras. O le dieras un golpe para que se le quitaran las ganas. Que sepa con quién está tratando. Pero ni de co˝a. Y enciendes la luz y no lo ves. Donde se habrá metido, piensas, el cabrón.
A lo mejor hasta lo matas un día y todo.
Jejé. La venganza será terrible. Porque tú te acuestas tranquilo (y tranquila) diciendo ya pasó, Manolín, ya puedes dormir en paz.
Pero no. Vuelves a oír el zumbido. Hay mas. Nunca atacan solos. Y esta vez pondrán toda la carne en el asador para vengar la muerte de su primo Marcelo. La cagaste.
No hay nada que hacer. Al día siguiente, aparte de las ojeras, te levantas con unas marcas de picotazos que ni los granos del hijo del vecino (o la hija de la vecina). Y lo peor es que la guerra no ha hecho mas que comenzar. Esta noche más.



Pagina Principal