Mosca Loca
MOSCA¿A quién no le ha pasado alguna vez?LOCA

Para escatológicos

El otro día estaba hablando con unos amigos, uno de ellos agricultor, el cual decía que necesitaba abono barato para las plantas. A esto le contestó otro de mis amigos que tenía la solución: una familia que vivía no muy lejos de allí, que entre todos habían atascado las cañerías, que no el vater, por toda la mierda que echaban esos culos tan gordos. Es que es una familia de gordos.
A esto tuve yo que replicar, que lo mismo atasca un culo gordo que uno flaco, que eso no tiene nada que ver, que recuerdo yo un caso de cuando estuve en Londres que ya verás, ya.
Yo mantengo la teoría de que es más fácil que atranque un culo fino que uno gordo, porque el gordo, a causa de las mollas, va cortando las mierdas haciéndolas más pequeñas, y por lo tanto pasan más fácilmente, mientras que los delgados sueltan el truño entero, porque no encuentra obstáculo y sale de golpe, zas, por lo que hay más posibilidades que no quepa por la cañería. Si es blando que se deshaga con el agua, todavía, pero si caga duro y no se tuerce en las curvas, mal lo tenemos.
Lo de Londres fue inexplicable, como de un culo tan pequeño pudo salir una mierda tan grande. La chica era bajita y delgadita, muy poca cosa, pero a la hora de cagar dejaba bien claro lo grande que era, por eso de que la belleza está en el interior y esas cosas. Fuimos a Londres en viaje de riguroso turismo. Llegamos al aeropuerto a las doce del mediodía, y hasta llegar al hotel aún quedaba una hora aproximadamente. No sé a que hora exactamente le dio el apretón a la zagala, pero claro estaba que debía estar aguantándose bastante tiempo porque se despachó a gusto cuando llegó.
Tres días después aún estaba la mierda en el vater, ahí, asomándose, diciéndole hola a todo el que entraba, aquello parecía que tenía vida propia, las compañeras de habitación diciendo nada, que no se va, de vez en cuando entramos y tiramos de la cadena pero nada, que sigue ahí, ya no sabemos qué hacer, vamos al aseo de la habitación de al lado porque tampoco es plan de echar más leña al fuego, un mojón así de gordo, retorcido, pero así, ¿eh?, que parece un barco, o más bien un submarino, porque está hundido, inmersión, inmersión, aú, aú, y nosotras venga a tirar y tirar pero el cabrón sigue ahí, y no me explico lo que tuvo que dilatar para parir eso, porque es así, no te exagero, le tuvo que doler, seguro que se mordió el labio para no gritar, porque no es posible, comerás gloria, hija, pero cagar cagas mierda.
Y así quedó la cosa hasta que oímos jaleo en la habitación de arriba, que es donde estaba el lío, fiesta, fiesta, oé, oé, oé, esto hay que celebrarlo, por fin se ha ido, por fin se ha colado, hoy utilizaremos nuestro aseo, por primera vez, no le dejéis cagar a ella, que no lo vuelva a atrancar.
A partir de esa noche, pudimos dormir tranquilos.



Pagina Principal